Renfe 3 de ¿4? – El barco pirata

Barco pirata de Playmobil.

¿Y no es cierto que Renfe, en vez de con trenes, trabaja con barcos pirata?

Hace poco más de un mes llevé a los franceses a Port Aventura. La noche antes de la excursión cené en su casa y me quedé a dormir. A la mañana siguiente teníamos que ir en tren hasta Vilafranca del Penedès, donde nos esperaba una amiga directa mía con el coche para llevarnos al parque de atracciones ―y entrar con nosotros, evidentemente. Era la primera vez de los franceses en nuestro tren estatal (que no nacional) y les puse en alerta antes del contacto real.

En Castellbisbal pudimos oír la primera de tres frases matutinas del moreno, que tiene muy mal despertar y no suele hablar hasta la hora de comer.

― ¿Es normal que el tren esté inclinado? ―preguntó con una desviación de unos cuarenta grados respecto a la vertical.
― En Castellbisbal sí ―respondí― y en Gelida es lo mismo, pero hacia el otro lado. Es un punto de control, para que sepas donde estás.

Pero en realidad es el vaivén del barco que se adentra en aguas agitadas, pues acto seguido, el tren (en marcha por unas vías absolutamente rectas) empezó a sacudirnos de lado a lado.

― ¿Es eso normal? ―su segunda frase.
― No es normal, pero siempre es así.

A los pocos minutos paramos en Gelida.

― ¿Esto es Gelida, verdad? ―inclinado cuarenta grados hacia el otro lado.

El viaje de ida terminó sin más. Pero a la vuelta, ya solos porque yo me quedé en casa, vivieron una verdadera aventura pirata.

En Gelida empezó el vaivén, que no es para nada dulzón aunque lo canten todas las orquestas. Y al final de la fuerte marejada, su barco se atascó en los escollos de Castellbisbal. Ahí estaban, estribor hundido en el agua, sin saber qué hacer en un mar extranjero. Por suerte pasó por allí un autobús, digo, una embarcación menor que el capitán del barco les ordenó abordar. Los valientes y avaros piratas de la tripulación saltaron raudos hacia la embarcación para hacerse con un pedazo del botín (o al menos un asiento). Con la nueva nave pudieron llegar al puerto de Cornellà, donde les esperaba un barco amigo para llevarles de vuelta a casa.

Es cierto que yo no estuve allí y no debería de poder dar tantos detalles. Pero los viejos lobos de mar hemos vivido estas aventuras ya miles de veces.

One thought on “Renfe 3 de ¿4? – El barco pirata

  1. Retroenllaç: Els visitants « Visc en un bloc

Què n'opines?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s